Astilla de la Santa Cruz en Venezuela

De acuerdo a referencias hemerográficas el primer anuncio público que se tiene, es del sábado 5 de noviembre de 1.960, en el diario El Impulso de Barquisimeto, en este se indica que una Astilla de Madera de la Cruz Donde Murió el Redentor, había sido obsequiada por el Papa Juan XXIII.

El Estado Lara, contaría entonces con otra entidad espiritual de elevada talla, como son la divina Pastora, la Chiquinquirá de Aregue y la reliquia de la Santa Cruz. Ante la importancia de la reliquia, que haría de Barquisimeto, un gran centro espiritual de Venezuela, las autoridades eclesiásticas se movilizarían para construir un apropiado monumento a La Santa Cruz.

Por tal motivo, después de corresponder al resguardo de tan importantísimo regalo, Monseñor Miguel Segundo Escalona, Prelado Doméstico de Su Santidad y Gobernador Eclesiástico en ausencia de Monseñor Benítez (quien se encontraba de viaje), manifestó que había recibido multitud de llamadas telefónicas y visitas de todas las capas sociales, inquiriendo noticias y detalles referentes a la información, Monseñor Escalona, informó que, en noviembre de 1.960, ya había sido entregada la reliquia de la Cruz al Colegio Pío Latino de Roma para ser traída a Barquisimeto en el día y momento que lo juzgue oportuno la autoridad eclesiástica.

Hizo referencia de manera especial, el ilustre prelado, de que ha recibido numerosas sugerencias para que ante tal acontecimiento fuese erigido en Barquisimeto un Santuario-Monumento a la reliquia de la Santa Cruz.

En 1.961, Venezuela se llena de júbilo, comenzando el año el 15 de enero, es nombrado en el Vaticano el primer Cardenal venezolano su excelentísimo Señor Obispo Monseñor José Humberto Quintero, para entonces, Arzobispo de Caracas, se festejó para ese día con el repique de campanas al mediodía la nueva, en todas las iglesias de Venezuela por la investidura del arzobispo.

Monseñor José Rincón Bonilla Vicario Capitular de la Arquidiócesis manifestó que el día lunes 15 de enero de 1.961, con motivo de la designación oficial de la investidura de Cardenal que recibiría del Sumo Pontífice el Arzobispo Monseñor Quintero, se efectuó un solemne Te-Deum en la Catedral de Caracas.

A las doce del mediodía se escucharían las campanas al vuelo tanto en la Metropolitana como en los templos parroquiales de la Arquidiócesis, Monseñor Gregorio Adam, de Valencia telegrafió ayer informando la adhesión de su Diócesis a estos actos.

Para anoche había convocado Monseñor Rincón a un grupo de personas notables de la ciudad a fin de organizar la comisión de recepción a Monseñor Quintero, la cual contará con la representación de los Ministerios de Relaciones Interiores, Justicia y Defensa, así como de la Gobernación del Distrito Federal y del Concejo Municipal, cuando este regresara a Venezuela.

El Cardenal José Humberto Quintero, regresa a Venezuela el 18 de febrero de 1.961; a las 9 y 12 minutos de la mañana, acompañado del doctor Edgar Sanabria, Embajador de Venezuela en Roma. El avión que trajo a Su Eminencia el Cardenal Quintero llegó escoltado por unidades armadas de las Fuerzas Aéreas. El Presidente Constitucional de la República, señor Rómulo Betancourt, acompañado de sus edecanes lo saludó con un abrazo.

El espectáculo era solemne. La multitud estaba contagiada de emoción. Su Eminencia el Cardenal Quintero era acompañado del Jefe de Estado y recibía les honores correspondientes a su alta jerarquía por parte de la Escuela de Marina.

Su Eminencia el Cardenal José Humberto Quintero, a su regreso de Roma, fue saludado por el Presbítero Eliseo Alonso García y por los señores Roberto Chacín Sánchez, Luis Aguirre y José Antonio Saldivia, todos ellos componentes de una comisión de la Junta Pro-Construcción del Templo Reliquia de la Santa Cruz. Esta comisión, después de presentar su saludo de bienvenida a Su Eminencia el Cardenal Quintero , lo invitó, en presencia del Obispo de Barquisimeto, Monseñor Doctor Críspulo Benítez Fontúrvel, para que traiga a la capital del Estado la sagrada reliquia donada por el Santo Padre, la cual consiste en un trozo de la cruz donde fuera crucificado Jesucristo. Su Eminencia el Cardenal Quintero cambió ligeras impresiones con los visitantes, acerca del importante y grato cometido que los llevó a Caracas.

En la composición gráfica — arriba — aparecen los miembros de la Junta Pro-Construcción del Templo Reliquia de la Santa Cruz, Presbítero Eliseo Alonso García y los señores Luis Aguirre, José Antonio Saldivia y Roberto Chacín Sánchez, apareciendo en el centro Su Eminencia el Cardenal Quintero, abajo, aparece también junto a Su Eminencia el Cardenal Quintero, el Obispo de Barquisimeto, Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel, el señor Luis Aguirre y Roberto Chacín Sánchez.

En la composición gráfica — arriba — aparecen los miembros de la Junta Pro-Construcción del Templo Reliquia de la Santa Cruz, Presbítero Eliseo Alonso García y los señores Luis Aguirre, José Antonio Saldivia y Roberto Chacín Sánchez, apareciendo en el centro Su Eminencia el Cardenal Quintero, abajo, aparece también junto a Su Eminencia el Cardenal Quintero, el Obispo de Barquisimeto, Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel, el señor Luis Aguirre y Roberto Chacín Sánchez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *